Archivo del autor: soria77

Instalación de mosquiteras

Mosquiteras

 

Con la llegada del buen tiempo es el momento en que todos nos acordamos de las reparaciones y mantenimientos que hemos ido posponiendo durante el invierno.

Una de las pequeñas instalaciones que pueden mejorar mucho la calidad de nuestro hogar es la de las mosquiteras, ya que por un lado permiten dejar fuera a los insectos -una molestia veraniega- pero además protegen en primavera durante la polinización de la entrada de pólenes en el interior del hogar.

A la hora de instalar una mosquitera tenemos que tener en cuenta una serie de factores para obtener los mejores resultados posibles. Lo primero es elegir si necesitas mosquiteras fijas (para ubicaciones en las que no necesites abrir por completo el espacio), puertas mosquiteras (para puertas y accesos) o mosquiteras enrollables (para las ventanas).

Además hay una serie de elementos que hay que tener en cuenta, entre ellos destacarían los siguientes:

1) Calidad de los materiales. Muchas mosquiteras están confeccionadas en materiales plásticos, lo que las hace más baratas, pero también más quebradizas. Las mosquiteras de aluminio son más caras, pero salvo que sufran grandes golpes, durarán años.

2) Con solape o sin solape. En caso de necesitar una mosquitera de puerta corredera debes decidir sin quieres que la mosquitera esté rematada con una cobertura que cubra las esquinas. Si el solape no se instala correctamente pueden colarse los insectos por ahí. En las instalaciones sin solape hay que ser cuidadoso con el sellado de silicona o el aspecto final es muy porbre y antiestético.

3) Accesorios. Si se puede sostituir la malla con facilidad (y a un precio asequible), al igual que la cuerda. Si no te contestan sobre la posibilidad de adquirir recambios, elige otro modelo.

Anuncios

Consejos para mantener tu jardín II

Gnomos

 

Como ya decíamos con anterioridad para tener un jardín en el que disfrutar de momentos de asueto es necesario realizar una serie de tareas  imprescindibles para que nuestro particular remanso verde luzca en todo su esplendor. Con esta segunda entrada con sencillos trucos esperamos ayudar a conseguirlo reduciendo el esfuerzo y las frustraciones.

1) Emplea las herramientas específicas que necesites. No tiene sentido que realices sobre esfuerzos e inviertas más tiempo del necesario por culpa de utilizar una herramienta inadecuada. Por importes no demasiado elevados puedes hacerte con un pack de herramientas para jardín (donde recomendamos al menos un buen rastrillo, una escoba para cesped, una pala y un aireador).

2) Infórmate sobre las plantas adecuadas para tu clima y el tipo de terreno en el que se asienta tu jardín. Si bien puedes permitirte alguna extravagancia puntual, ten en cuenta que si siembras variedades de plantas que no se adaptan al entorno, no solo no obtendrás el resultado esperado y el conjunto será deslucido, sino que además desperdiciarás tiempo y dinero. En tu tienda habitual de jardinería estarán encantados de asesorarte.

3) Cuidado con el compost casero. Es muy común que cuando ya tienes cierta soltura en el cuidado de tu jardín pretendas hacerlo más ecológico y uno de los primeros pasos que se da en ese sentido es hacer tu propio abono a partir de residuos orgánicos de tu propio hogar.  Para hacerlo de manera adecuada debes dejar que en primer lugar repose en un entorno húmedo, pero sin que las lluvias incidan en exceso en él, pues se pudrirá. También debes de vigilar en los meses de más calor que no se seque demasiado humedeciéndolo ligeramente con una manguera. El tiempo ideal para obtener tu propio varía en función del clima, así en solo seis semanas puedes conseguirlo durante las estaciones secas o hasta cinco meses durante el invierno.

Espero que estos sencillos consejos que estamos desglosando poco a poco os sean de ayuda para conseguir vuestro jardín ideal.

 

 

El cuidado de la piscina (I)

Imagen

Comienzo el que espero sea el primero de una serie de post sobre el correcto cuidado de la piscina y su entorno. Para quienes no lo sepan, yo mismo me dedico al sector de la piscina, aunque de una manera tangencial.

En nuestro país la legislación sobre la instalación y mantenimiento de las piscinas es muy amplia y depende en gran medida  de las comunidades autónomas, especialmente de la legislación que cada una haya establecido dentro de su marco compencial, pero sobre todo de la intención real de hacer cumplir la legislación que ellos mismos han implantado. En este sentido es necesario señalar que esta fragmentación y la deficiente reglamentación en comparación con otros países de nuestro entorno -Francia por ejemplo sería todo un ejemplo a seguir- no ha resultado excesivamente perjudicial para el sector, que ha crecido al calor del boom de la construcción en nuestro país y en la misma medida se ha resentido tras “el fin de la burbuja”.

En el sentido legislativo es necesario destacar las diferencias existentes -dentro de una base común- en cuanto a instalación de sistemas de filtrado, limpieza, mantenimiento, medidas y la necesidad o no de proteger el espacio circundante de algún modo específico.

Por otro lado, los cuidados comunes de la piscina son independientes de estos factores, por lo cual, con independencia del tipo y ubicación geográfica, deberán aplicarse siempre si se quiere disponer de un adecuado entorno para el baño.  Estos se englobarían en los siguiente grupos genéricos, en los que nos adentraremos en profundidad en la segunda entrega de esta serie: pH, Cloro, Algas, Elementos de Filtrado y mantenimiento de elementos físicos de contención.

Consejos para mantener tu jardín I

Los jardines, más allá de su valor estético o natural, son un entorno agradable donde reposar tras un día cansado o una jornada de trabajo estresante. ¿A quién no le gustaría poder disponer para su ocio de uno de los mejores jardines del mundo?

Sin embargo los jardines precisan de una serie de cuidados y si nos descuidamos podemos encontrarnos con que debemos invertir demasiado trabajo o bien quedarnos con un jardín mustio y descuidado.

 

 

Esta serie de consejos será muy útil para aquellos que quieran tener un buen jardín sin invertir mucho tiempo ni tener que contratar a terceros para su cuidado:

1) Acaba con las malas hierbas cuanto antes.

Las malas hierbas pueden acabar en pocos días con el mejor de los jardines. Los métodos tradicionales como el arranque manual o la utilización de fuego no resultan del todo efectivo.  Lo mejor es utilizar “Glisofato” que acaba con las gramas y las raíces, se aplica en las hojas y la savia se ocupa de llevarlo al resto de la planta.

2) Hormigas. Estos insectos pueden ser voraces y están asociados al pulgón. Para librarte de ellos, frota un limón en la base de las plantas y dejarán de acercarse a ellos.

3) Lombrices. Las lombrices son muy útiles en el suelo ya que colaboran con su oxigenación y fertilización. Sin embargo hay casos puntuales, como en determinados céspedes, en los que el número puede ser excesivo. En esos casos determinados basta con aplicar insecticida en la superficie. Aunque con dos o tres aplicaciones el efecto será más intenso, conviene no abusar ya que como hemos dicho son beneficiosos para tu jardín.

 

 

A mano

Siempre he sentido auténtica pasión por el trabajo manual. Esa satisfacción de crear con tus propias manos, con esfuerzo, hasta que al final tienes el producto final entre tus manos.

Por un lado está la satisfacción del trabajo hecho (e incluso bien hecho) pero a eso se une el orgullo de ver algo que has creado con tus propias manos. Sin duda muchos de quienes trabajan en temas manuales o en la construcción no sienten esas sensaciones, pero eso es porque para ellos se trata de un simple trabaja alimentario, no de una pasión. Ojo, no digo que no canse, que el trabajo duro es lo que tiene, pero tras un duro día de trabajo, si lo único que buscas es un sueldo -por otra parte algo muy digno y poco criticable- los días malos se te tienen que atravesar sí o sí; sin embargo, si además de dinero -oye, que hay que comer- al acabar tu jornada te sientes orgulloso por lo que has hecho, todo se hace más llevadero, por no hablar de esa sensación de satisfacción que te deja…

Imagen

 

Además del trabajo manual siempre me ha fascinado el mundo de la construcción, en especial el de las grandes estrructuras. Me declaro fan incondicional de eso documentales en los que se explica casi paso a paso cómo se realizan las mega-construcciones, desde puentes a rascacielos. Si hubiera un vídeo de como se hicieron las pirámides ahí estaría yo viendo como se hacía.

En definitiva el -poco, realmente poco- tiempo que me dejan los quehaceres cotidianos intentaré usarlo para alimentar este blog con trucos sobre manualidades, noticias del mundo de la construcción, vídeos sobre estos temas que me hayan parecido interesante, etc.